FEJUS Beneficia con alimentos a reporteros desempleados

Rev. Fidel Lorenzo Merán entrega a reporteros gráficos alimentos de primera necesidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

El Círculo de Reporteros Gráficos cuenta con una matrícula de 1,200 miembros, la mayoría profesionales.

 

Santo Domingo.-Como parte del desarrollo del Programa Solidario de Alimentos que ejecuta la Fundación Equidad y Justicia Social y en el marco del Día Mundial de la Justicia Social, más de 50 reporteros gráficos de televisión que no están laborando fueron beneficiados con alimentos de primera necesidad.1

Durante la actividad el reverendo Fidel Lorenzo, presidente de FEJUS, indicó que algunos trabajadores de los medios de comunicación se encuentran desempleados, reduciendo la posibilidad de llevar el sustento a sus hogares, justo cuando los precios de los productos básicos han aumentado de manera injustificada afectando también a los asalariados.

“Nuestro país pasa por un momento difícil, cada día es más complicado acceder a los alimentos cuando la canasta familiar ronda entre los RD$14,600 y RD$63,000 sin contemplar el reciente aumento de precios”.

“No podemos hablar de crecimiento económico cuando las necesidades básicas de nuestros ciudadanos no están cubiertas, afectando su dignidad como ser humano” aseveró Lorenzo Merán.

El reverendo denunció que el 40% de los reporteros gráficos desempleados fueron excluidos de la ayuda del gobierno denominada Fase I.

Corpus Montero, presidente del Círculo de Reporteros gráficos agradeció el gesto del reverendo Fidel Lorenzo Merán en tomar en cuenta a quienes trabajan tras las cámaras para informar a la población y de esta manera contribuir a la democracia

Montero hizo un llamado al presidente de la República Dominicana, Luís Abinader para que tome en cuenta a los profesionales del lente quienes necesitan una mano amiga urgente.

El Programa Solidario de Alimentos creado y autogestionado por FEJUS, ha beneficiado a más de 250 familias vulnerables afectadas por la pandemia por coronavirus.

La sexta entrega de alimentos será el sábado 6 de marzo a beneficio de comunitarios de Sabana Grande de Boyá.

Discurso en el marco del Día Mundial de la Justicia Social

PALABRAS EN OCASIÓN DE LA

OFRENDA FLORAL POR EL DÍA DE LA JUSTICIA SOCIAL

Pastor Fidel Lorenzo Merán, Presidente de la Fundación Equidad y Justicia social.

Señores miembros del Consejo Directivo que lo acompañan,

Señores miembros de organizaciones aliadas,

Señoras y señores,

Amigos todos,

 

Estamos aquí, en este recinto sacrosanto donde reposan los restos de estos tres ciudadanos insignes que soñaron y forjaron nuestra nación, en este mes de la Patria en el cual también se conmemora el Día de la Justicia Social.

 

Nuestro Patricio, Juan Pablo Duarte y Diez dijo hace casi dos siglos:

 

“El buen dominicano tiene hambre y sed de justicia a largo tiempo, y si el mundo se la negase D’os que es la suma bondad, sabrá hacersela cumplida y no muy dilatado, y entonces, ¡ay! De los que tuvieron oídos para oir y no oyeron, de los que tuvieron ojos para ver y no vieron…La Eternidad de nuestra idea! Porque ellos habrán de oir y habrán de ver entonces lo que no hubieran querido oir ni ver jamás.”

Esta advertencia del mas puro e insigne de los dominicanos retumba en el tiempo y llega hasta nosotros con la claridad prístina del sonido de un clarín que nos llama a despertar de un letargo de desidia que ahoga las voluntades y nos encierra en el cada uno para si y donde está lo mío.

 

Es legitimo y oportuno de recordar en este lugar sacrosanto que a pesar del crecimiento económico excepcional de la República Dominicana en los últimos 20 años, no todos los dominicanos reciben los beneficios de esa bonanza.

 

El informe “Panorama Social de América Latina 2018 arrojó que la República Dominicana se encuentra entre los países que lograron una mayor reducción de la pobreza en la región durante el período 2012-2017. Sin embargo, nuestro país tiene según ese mismo estudio, una tasa de pobreza extrema entre el 5 y el 10%.

 

Vivir en extrema pobreza quiere decir que el 10% de los dominicanos se acuestan con hambre, que viven hacinados y en condiciones de insalubridad, que la mayoría de las veces no tienen acceso a agua potable ni a la electricidad, mediocre o poco acceso a servicios de salud, muchos no tienen documentos de identidad y no están alfabetizados, sus hijos no heredaran otra cosa que ser un nuevo eslabón en la cadena de la pobreza.

 

La Patria que Duarte soñó está todavía por nacer. La Patria que Duarte soñó donde la equidad fuera el principio compensador de las desigualdades que la propia naturaleza entraña. Una Patria mas igual para todos. Una Patria donde la equidad de género no sea la poesía que adorna los informes oficiales pero sea una realidad de responsabilidades compartidas en paridad como lo proclama nuestra Constitución, y donde los roles del hombre y la mujer dominicanos sean complementarios y no adversariales. Una Patria donde los grupos vulnerables: niños, discapacitados, envejecientes y mujeres tenga protección social, trabajo digno y vivienda digna. Una Patria donde la familia, célula de base de toda sociedad sea objeto de políticas publicas que protejan su cohesión e integridad.

 

Todavía estamos lejos de una Patria que garantice la igualdad de oportunidades, y donde el ascensor social no sean solo el béisbol, la política o la venta a gran escala de sustancias prohibidas. Todavia estamos lejos de una Patria que garantice el libre desarrollo de la personalidad mediante el fomento de la cultura, la musica, las artes, las disciplinas del espíritu.

 

Al aceptar el Premio Nobel de la Paz el 14 de octubre de 1964, Martin Luther King dijo que el creía que cada ciudadano tenia derecho a tres comidas al día, y esparcimiento para su mente mediante la cultura. El hablaba en un momento en que 20 millones de personas luchaban por justicia social de forma no violenta.

 

Y todos los que estamos comprometidos con esta causa desde la Fundación Equidad y Justicia social o desde otras instituciones con igual vocación social, hacemos nuestra su frase de “debemos llegar a ver que el fin que buscamos es una sociedad que puede vivir con su conciencia.”

 

Y en estos tiempos singulares de pandemia con sus secuelas de crisis económica y social, debemos ser todavia mas vigilantes. En nuestro país, el covid 19 representa la pérdida de dos millones de empleos, el cierre de pequeñas y medianas empresas, la pérdida de los medios de subsistencia de muchos dominicanos. La agravación de la violencia intrafamiliar, la deterioración de la salud mental, el aumento de la criminalidad y el endurecimiento del individualismo y la falta de solidaridad.

 

La situación nacional es difícil. La riqueza mal repartida es solo uno de los males que caracterizan la falta de justicia. Pero la República Dominicana enfrenta igualmente retos internos de otra naturaleza mas allá de la corrupción y la falta de institucionalidad. La República Dominicana enfrenta un problema migratorio de proporciones tales que los dominicanos mas desfavorecidos no encuentran en la Patria de Duarte el refugio y la protección que el vinculo jurídico político de la nacionalidad debería brindarles porque otros pobres de otros horizontes han venido a disputarle el escaso mendrugo de pan con que cuentan.

Y hoy la Patria de Duarte tiene hambre y sed de justicia, y de libertad. Libres del hambre, libres de la escasez, libres de la enfermedad, libres de la ignorancia, libres del miedo.

 

Nuestra presencia hoy aquí es el mejor testimonio de que estamos comprometidos con la preservación de nuestra identidad nacional, nuestra lengua, nuestra soberanía. y obraremos sin descanso para que nuestro lema republicano “Dios Patria y Libertad” tenga la vigencia que soñaron nuestros patricios fundadores.

 

Estamos aquí como dijera Eduardo Galeano en nombre de los nadie, de los hijos de nadie, los dueños de nada, los nadie, los ningunos, corriendo la liebre, muriendo la vida, que no son aunque sean, que no hacen arte sino artesanía, que no practican cultura sino folklore, que no son seres humanos sino recursos humanos, que no tienen cara sino brazos, que no figuran en la historia universal sino en la crónica roja de la prensa local.

 

Estamos aquí para frente a estos restos inmortales hacer voto por una nueva conciencia moral para los dominicanos, mas solidaria mas justa.

 

Loor a Duarte a Sánchez y a Mella, larga vida a la República Dominicana.

Embajadora Cristina Aguiar,

Representante de la Coalición en Defensa de la Constitución y Democracia.

19 de febrero de 2021

 

FEJUS conmemora día de la Justicia Social

 

Representantes de FEJUS en el Altar de la Patria

Representantes de FEJUS en el Altar de la Patria

Santo Domingo.- Una comisión de la Fundación Equidad y Justicia Social presidida por el reverendo Fidel Lorenzo Merán depositó una ofrenda floral en el Altar de la Patria al conmemorarse mañana sábado 20 de febrero el Día Mundial de la Justicia Social.

El reverendo durante su discurso destacó que en el contexto nacional continúa la desigualdad, persisten las limitaciones para los ciudadanos de a pie, para quienes sigue siendo complicado acceder a la justicia, y cuando acceden sufren las consecuencias de un sistema parcializado, creado para aquellos que tienen recursos y relaciones.

“Qué decir de las injusticias que vemos a diario, miles de dominicanos que no pueden acceder a servicios básicos como agua, alimentos y educación, que a pesar de ser virtual muchas comunidades no tienen internet y aparatos adecuados ni electricidad en plena era digital” enfatizó Lorenzo Merán.

Indicó que los grandes retos que ahora debe afrontar el sistema judicial dominicano es la falta de credibilidad de imparcialidad y el incumplimiento a sentencias incluso, emitidas por el Tribunal Constitucional y la falta de actualización de leyes que garanticen un Estado social y democrático de derecho como lo establece la constitución del 2010.

Dominicanos sin documentos: Los hijos que olvidó el Estado

En República Dominicana hay más de 300 mil dominicanos sin documentos de identidad

Por: Edith Báez

Son las 10 de la mañana y una madre baña a sus dos hijos en la cañada que divide al sector Los Morenos, mientras un joven lava sus sandalias cerca de estos. Aquí la modernidad no ha llegado, la gran mayoría no tiene documentos, trabajo ni seguro médico. Su futuro no es alentador.

En 2017, el programa de Asistencia Social del Ministerio de Interior y Policía, realizó una iniciativa que buscaba ayudar a niños, niñas, adolescentes y adultos que no contaban con registro de nacimiento. Pretendía armar sus expedientes, para luego remitirlos a la Junta Central Electoral (JCE), a fin de que obtuvieran sus actas de nacimientos.

De acuerdo a la información publicada por esta institución, se estaba trabajando en toda el área de la rivera del Río Ozama, Los Guaricanos, Los Guandules, La Cañita, Villa María y Los Alcarrizos.

Para esa fecha, solo en Los Guaricanos se registraron más de 2,500 personas que no tenían documentos legales.

Un año después, se hizo un levantamiento a nivel nacional donde salió a relucir que unos 300 mil dominicanos no tenían actas de nacimiento y en ese entonces, los actores del sistema de Justicia, los gobiernos locales y las universidades del país, firmaron un acuerdo interinstitucional mediante el cual se daría respuesta a esta situación.

Este proyecto de documentación estaba dentro del marco de “Quisqueya Digna”, que se inició en la segunda gestión del gobierno del expresidente Danilo Medina, cuyo objetivo era impulsar la efectividad de las ayudas sociales para reducir la pobreza, la exclusión social y fortalecer las clases medias.

A pesar de todos los esfuerzos y convenios que se han firmado para resolver el problema de documentos en nativos dominicanos, es mucho lo que falta por hacer. Hay miles de personas que no tienen conocimiento del procedimiento que deben seguir para sacar sus papeles en la Junta Central Electoral.

Tal es el caso de una localidad llamada Los Morenos, ubicada a unos 6 kilómetros de la estación del Metro Mamá Tingó, que a pesar de su cercanía, parece ser un mundo aparte de la civilización.

Sin asfalto ni agua potable y con problemas de electricidad, viven decenas de personas en situaciones muy precarias y, por si fuera poco, muchos de ellos no portan documentos.

Prácticamente son invisibles para el Estado. Ciudadanos que nunca han votado en unas elecciones, que no reciben ayuda del Gobierno y que carecen hasta de un plato de comida.

Ni siquiera en tiempos de campaña, los políticos se acuerdan de esta localidad en la que el Sistema Nacional de Emergencia 9-1-1, debido a las condiciones de las calles, no entra a dar asistencia a los enfermos.

En tiempos de tormenta, Fernando pone su cama en cuatro blocks que no impiden que sus pies se llenen de lodo.

Con voz apagada, cuenta que muchas noches se acuesta sin comer, pues depende de las dádivas de sus vecinos.

“Yo tenía cédula de librito hace mucho tiempo cuando vivía en las lomas. Me crié en la Florinda, El Cacheo, de San Juan y vine para la capital buscando una mejor vida. Esa cédula se me perdió allá y desde entonces no he podido conseguirla”, recordó.

A menos de dos esquinas, con un tabaco en mano y esperando una taza de café, se encuentra Teófilo Soriano. No está seguro de cuándo nació, pero estima que pudo ser entre 1940 y 1950. Tiene unos seis años viviendo en Los Morenos.

Con una mirada que, muestra lo dura que le ha sido la vida, su alegría contagia al corazón más desesperanzado.

Sin acta de nacimiento ni cédula, Teófilo es una de las personas que clama al Estado para que se acuerden de ellos.

“¡El gobierno nunca me ha dado nada! Yo nunca he votado y tampoco sé por quién lo habría hecho porque eso hay que pensarlo bien”, expresó.

“Te imaginas a una persona enferma, pobre y sin seguro médico por no tener documentos, así no se puede vivir”, agregó.

A pesar de no tener esposa, su hija más grande quien vive en Yamasá, cada semana lo suple de alimentos para que se sostenga cada día.

“El que se agarra de Dios no se cae. Doy gracias porque, aunque no puedo trabajar, no me falta nada. No sufro de ninguna enfermedad y mi único vicio es el café”, destacó con una sonrisa.

Su única preocupación es tener sus documentos ya que está consciente de que “hasta para ser sepultado necesita una cédula”.

Madres sin documentos que temen por el futuro de sus hijos

Otro de los tantos casos que hay en Los Morenos, es el de Ruth Esther, una mujer de 33 años, abandonada por su madre cuando era un bebé y con un padre alcohólico que, según cuenta, nunca se preocupó por sacar su acta de nacimiento.

Esther tiene cuatro hijos, ninguno de ellos tiene documentos, pero por su insistencia ha logrado inscribir al mayor en la escuela y en estos momentos cursa el primero de bachiller, los demás están en salas de tarea.

“Mi hijo mayor tiene 13 años y para que no pase lucha con las clases virtuales, le compré un celular barato. Los otros tienen trece, once y 7 años”, detalló.

A pesar de que sus ingresos mensuales no llegan a RD$5,000, Ruth hace todo tipo de trabajos para sacar a sus hijos adelante, desde planchar ropas hasta lavar y limpiar en casas.

Su mayor anhelo es que ninguno de sus descendientes pase por todo lo que ella ha pasado por no tener documentos.

“Yo no quiero que mis hijos dejen de aprender, yo no soy nadie pero quiero que mis hijos echen para adelante”, dijo entre lágrimas.

Llena de indignación, se queja de que los políticos siempre acuden a su casa para prometer ayudas pero al final solo se quedan en palabras.

Al frente de Ruth Esther, vive Ana Yudelka, una mujer de 37 años, madre de 9 hijos quien tampoco tiene documentos.

Yudelka cuenta que no tiene acta de nacimiento por “falta de interés de sus padres”, porque aunque se crió con su abuela, ellos nunca la declararon mientras estaba pequeña.

A pesar de esta difícil realidad, sus hijos más grandes llegaron a octavo de la primaria debido a que por las pruebas nacionales no podían seguir cursando sus estudios.

La situación económica en la casa de Ana es complicada, su hija acaba de dar a luz y en estos momentos no está trabajando, y su hijo que laboraba en colmados fue despedido al llegar la pandemia del coronavirus.

Yudelka trabaja en casas de familia pero también explica que la situación económica es tan compleja para ellos que cuando no hay ropa para lavar, hace arepas y dulces para poder sustentarse.

“Cuando no tienes documentos se te dificulta todo, nosotros no existimos ni para el Gobierno ni para nadie, aquí solo la calle principal es importante. El cambio aquí nunca llegó”, precisó.

¿Por qué no ha intentado buscar sus documentos?, se le pregunta.

Responde que los abogados que ha contratado la han engañado y que prefiere dejarlo así.

Tiene la esperanza de que su situación y la de sus nueve hijos mejore para que tengan una vida digna, sin todas las vicisitudes que ella ha tenido que pasar.

Jóvenes con un futuro “incierto” por falta de documentos

Juan Carlos Soriano Amparo, de 23 años y Juan Carmona, de unos 18 años, son dos hermanos que a pesar de su edad no tienen documentos y sus hijos fueron declarados por sus madres debido a esta situación.

El hermano mayor, tiene dos hijos y solo llegó a sexto de la primaria en una escuela en Los Guaricanos, donde él tomó la iniciativa de inscribirse, para aprender a leer y escribir.

El menor, también tiene dos hijos y cursó la escuela hasta tercero de primaria en un centro de Yamasá, donde vivía con su abuela.

Cuentan que su madre tampoco tiene documentos debido a que su abuela “se quitó 10 años en la cédula” y es imposible que la registren ya que las edades no coinciden.

“Nosotros somos cinco hermanos, mi mamá cogió pila de lucha para arreglar esos documentos, pero ha sido imposible”, expresaron por separado ambos jóvenes quienes trabajan en la construcción.

Sin ayuda del Gobierno, no tienen esperanza de salir adelante porque cuando tratan de buscar buenos empleos es imposible conseguirlos porque no tienen documentos y su nivel académico es bajo.

Por descuido de sus padres, Rossy Cela Fernández, de 21 años, tiene tres meses de embarazo y una niña de tres años sin declarar.

Rossy relata que solo llegó hasta séptimo de la primaria porque al pasar de nivel en la escuela que estaba no quisieron entregar sus calificaciones debido a que no contaba con los papeles.

Sus padres tienen documentos, pero ella no, y esto se debe a que cuando nació su papá “tomó el papel del hospital y le dijo a la mamá que la declaró, pero no era cierto”.

Posteriormente el documento de la clínica se perdió y Rossy se ha quedado estancada.

La hija de Rossy pronto iniciará la escuela pero al no estar declarada no sabe cómo se hará con el proceso de inscripción.

“Quería que mi mama la declarara, pero no se puede”, argumentó.

Cuenta que no tiene trabajo porque siempre le piden la cédula y que cuando su niña se enferma la lleva al Centro de Salud de Villa Mella donde dan atención médica a personas sin papeles.

“Hace unos años perdí un embarazo y salir del hospital Ney Arias Lora fue un problema por no tener documentos”.

 

 

Sugieren al gobierno integrar ONG para contrarrestar propagación COVID-19

Fidel Lorenzo

Fidel Lorenzo pone a disposición 6,000 voluntarios para recibir capacitación y apoyar al gobierno durante pandemia.

Santo Domingo.- El reverendo Fidel Lorenzo Merán propone integrar a las Organizaciones no Gubernamentales a los esfuerzos del gobierno para contrarrestar la propagación del COVID-19 y los efectos causados por la pandemia en comunidades vulnerables.

“Debemos ser proactivos y ofrecer respuestas antes de que suceda lo inesperado, en esto el gobierno tiene la mayor responsabilidad y la sociedad civil está dispuesta colaborar por el bien de todos, porque medidas tomadas por el ejecutivo no son suficientes para mitigar la propagación y el impacto negativo tanto en la economía como en la salud mental de los dominicanos.”. Afirma Lorenzo Merán.

“El presidente Luís Abinader como todo buen líder, debe saber delegar en los sectores que pueden aportar para que sobrepasemos en el menor tiempo y con el menor impacto posible la pandemia por COVID-19”. Indicó el reverendo.

Las ONG pueden colaborar con el Ministerio de Salud Pública dando seguimiento a los contagiados y orientar a los familiares sobre el protocolo de cuidado y distanciamiento para evitar propagación, también pueden colaborar con el control de contagiados por zona, aplicación de pruebas para la detección temprana y suministro del tratamiento correspondiente en cada caso, además los voluntarios pueden fungir como multiplicadores en temas de salud mental guiados por expertos en psicología y psiquiatría. Es una inversión que el gobierno está en capacidad de hacer. Esto ayudaría a descongestionar los hospitales cuya ocupación de las unidades UCI habilitadas para atender estos casos es de 60%, según informó el ministro de salud.

Con el trabajo y orientación comunitaria sería efectiva la aplicación de las medidas sanitarias y se reduciría la propagación del virus.

Lorenzo Merán agregó que necesitamos un protocolo estricto en las oficinas de asistencia masiva, incluyendo las gubernamentales, ya que sólo se están limitando a toma de temperatura y en algunos casos, ofrecen gel desinfectante a los visitantes,

FEJUS cuenta con un total de 6,000 voluntarios quienes trabajan en distintas comunidades a nivel nacional dispuestos a ser capacitados para colaborar con el gobierno en la misión de reducir el contagio y la aplicación de las medidas y disposiciones del gobierno durante la pandemia.

ONG dice pobreza aumenta tras pandemia

Santo Domingo Norte.- El reverendo Fidel Lorenzo Merán afirma que en República Dominicana la pobreza siempre ha sido un sello distintivo a pesar del crecimiento de la economía, el mismo nunca ha contrastado con la realidad de miles de comunidades.
“A partir de la pandemia por Covid-19 el acceso a alimentos por parte de las familias de escasos recursos es intermitente, siendo nulo algunos días de la semana donde se ven obligados a dormir sin cenar”, indicó el presidente de FEJUS.
Esta realidad pudo ser palpada en la comunidad Punta de Villa Mella, Santo Domingo Norte, donde el reverendo, junto al equipo de la Fundación Equidad y Justicia Social compartieron con madres adolescentes, que no estudian porque no tienen acceso a equipos tecnológicos y no trabajan ni reciben ayuda por parte del Estado porque no tienen su documento de identidad.
“Cada joven tiene una historia muy difícil, la misma es producto de la desigualdad entre los individuos y el distanciamiento del gobierno, quien ha acumulado una deuda social sin precedentes y se ha resistido en conocer la realidad en estas comunidades”, indicó Lorenzo Merán.
Durante el encuentro fue entregado un kit de alimentos para cada participante, además juguetes y suplementos nutricionales.
Esta es la segunda entrega de alimentos luego de la creación del programa solidario de alimentos que implementa la Fundación Equidad y Justicia Social en sectores necesitados del país.

Presidente Abinader garantiza respaldo a organizaciones sin fines de lucro.

Santo Domingo.-El presidente de la República, Luis Abinader, recibió hoy en su despacho a los integrantes de una comisión de asociaciones sin fines de lucro (ASFL), a quienes garantizó que desde el gobierno recibirán el respaldo necesario para que sigan cumpliendo su rol de brindar asistencia a los sectores más vulnerables del país.
El Mandatario informó, además, que está siendo revisada la disposición de asignación de fondos para las ASFL en el presupuesto 2021, para que cada organización de la sociedad civil, incluyendo iglesias y clubes deportivos, reciban una asistencia económica acorde al trabajo que desempeñan en sus respectivas áreas.
La comisión recibida por el Mandatario estuvo encabezada por el reverendo Fidel Lorenzo e integrada por el periodista y gloria del deporte, Diego Pesqueira y el ciclista Branly Núñez, del sector deportivo. Asistieron, además, José Ivant Encarnación y Francisco Presinal, miembros de consejo de las ASFL.
-Integra comisión-
De igual forma, el Mandatario dispuso la integración de tres representantes de las asociaciones sin fines de lucro para que participen en el proceso de revisión de las ONG, junto a las autoridades Centro Nacional de Fomento y Promoción de las ASFL del Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo.
“A mí como Presidente de la República no tienen que convencerme del trabajo que realizan las organizaciones sin fines de lucro, ya que lo conozco y valoro el rol que desempeñan mediante un trabajo permanente en muchas ocasiones sin los recursos suficientes”, precisó el jefe de Estado.
El reverendo Lorenzo, de la Fundación Equidad y Justicia Social, agradeció al Mandatario por atender al llamado de las asociaciones sin fines de lucro y garantizar que se adoptarán las medidas adecuadas para que esas organizaciones de la sociedad civil se mantengan a flote y brindando un servicio social a la ciudadanía.
Mientras que Pesqueira, representante del sector deportivo, felicitó al presidente Abinader por expresar su respaldo total a la labor que desempeñan los clubes deportivos en todo el país y de manera especial en los sectores vulnerables.
“Incluso el señor Presidente recordó la visita que realizó al Club San Carlos en octubre del año 2016, para participar en el tradicional desayuno de esa institución deportiva y aseguró que regresará a fin de este mes a esta barriada”, dijo Pesqueira.
La reunión de los representantes de las ASFL con el presidente Abinader lleva tranquilidad a cientos de líderes religiosos, comunitarios y deportivos que realizan un trabajo en las zonas más vulnerables para apoyar a las familias dominicanas.

Reclaman 396 ONG fueron excluidas del presupuesto

La decisión fue ejecutada por la señora Vielka Polanco, directora ejecutiva del Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones sin Fines de Lucro.

Santo Domingo.- Durante una rueda de prensa representantes de organizaciones no gubernamentales denunciaron que 396 instituciones fueron excluidas del presupuesto correspondiente al año 2021 sin tomar en cuenta la observación del consejo que integra el Centro Nacional de Fomento y Promoción de las ASFL del Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo.

Consideran que es un duro golpe para el desarrollo del país donde el tercer sector, como son conocidas las ONG, en vez de recibir mayor apoyo y protección del gobierno central para la realización de las diferentes tareas humanitarias que realizan son rechazadas, instituciones que no solo trabajan a favor de las personas desprotegidas, trabajan a favor del mismo Estado cuya deuda social es progresiva.

“El Ministerio de Economía está cometiendo una injusticia con estas organizaciones, se está atentando contra miles de dominicanos de escasos recursos que son asistidos por estas instituciones que trabajan arduamente con diferentes poblaciones en su mayoría vulnerables y en diferentes renglones como es salud, educación, niñez, deporte, justicia, discapacitado, envejecientes, comunidades de fe, entre otras”. Indicó el reverendo Fidel Lorenzo Merán.

Consideró que excluirlas del presupuesto es un atentado contra estas 396 organizaciones que trabajan constantemente y brindan soporte en las diferentes comunidades del país incluso en medio de la pandemia por COVID19.

Entre las organizaciones excluidas suman 2,200 empleados registrados en la Tesorería de Seguridad Social, sin contar todas sus obligaciones y gastos como cualquier otra institución.